Sexo

 

Cómo preparar a tu pareja para un encuentro sexual especial

Cómo preparar a tu pareja para un encuentro sexual especial, encuentro sexual especial, encuentro sexual

Buscar oportunidades para salir de la rutina siempre es positivo para las relaciones en pareja, nuevas experiencias que estimulen los sentidos es algo que debemos aplicar de vez en cuando, te ofrecemos algunas claves o consejos para que tu encuentro sexual sea especial y consigas complacer al máximo a tu pareja.

Preparando el terreno

Envía un mensaje de texto, un chat provocativo o déjale una nota en su bolsillo o billetera, prometiendo cumplir con una fantasía en la noche.
Puedes llegar de sorpresa a su oficina, lo besas apasionadamente y le dices algo al oído y luego te retiras.
Una mirada seductora, un roce debajo de la mesa, palabras susurrantes, las caricias íntimas en lugares “prohibidos”, los besos cortos pero apasionados.
Comienza a seducirlo en un lugar alejado de la cama, en el carro, el ascensor, la escalera, siempre recuerda que únicamente se tratará de besos, caricias y roces.

El momento ha llegado

El escenario de este encuentro especial es importante, puedes elegir un lugar de la casa en el que nunca hayan tenido sexo y recrear un encuentro en torno a eso para estimular sensaciones diferentes, usa tu imaginación, no temas ser creativo. También puedes aprovechar la oportunidad para pasar una noche en un hotel.

Arréglate para la ocasión, utiliza el vestuario que sabes que le gusta, peina tu cabello, maquillarse diferente o luce a lo natural. No olvides la ropa interior preferida de tu pareja, puedes comprar algo nuevo para la ocasión.

Usa un nuevo aroma, perfume en tu cuerpo, quizás un agradable olor ambiental, todo lo que tengas a la mano siempre es bienvenido en el juego de la sensualidad, creando una atmósfera propicia para el deseo.

Haz que tu pareja no se pueda resistir, acaricia suavemente, provoca, besa en los puntos claves, también déjate seducir, permite que aunque tu hayas ideado el encuentro, el otro participe activamente.

Los dos deben sentirse a gusto con la actividad, deja espacio para el jugueteo, permítete explorar y descubrir tu propia sensualidad y la del otro.

Publicidad



FacebookTwitter